Probando los Paracaídas

La fase de pruebas en el desarrollo de un proyecto es, casi, la más importante. Los resultados que se obtengan durante la misma determinarán el éxito o el fracaso.

Tal vez no es necesario probar un paracaídas que compras en una tienda. Sin embargo, cuando lo confeccionas tú mismo es muy recomendable. Dado que no disponemos de los mismos medios materiales (ni de la misma experiencia) no podemos saber si el paracaídas resultante funcionará como debe o no. La geometría, el material, la forma de coserlo… Todos estos aspectos influirán durante el vuelo.

En primer lugar, debemos pensar qué queremos probar y qué material necesitaremos para realizar esa prueba. Por ejemplo, podemos hacer una prueba de resistencia sometiendo al paracaídas a fuertes ráfagas de viento y registrando los datos de las fuerzas que soporta. También podemos estudiar el descenso del paracaídas con diferentes pesos y alturas y ver qué relación podría existir entre el peso que lleva el paracaídas, la velocidad de descenso y cuánto se desvía respecto del lugar de lanzamiento, sobre todo si sopla viento.

Os dejamos un vídeo de unos estudiantes que probaron el paracaídas de su CanSat utilizando un octocóptero:

{youtube}ZbJi1Wox7wc|560|315|0{/youtube}

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *